martes, 12 de agosto de 2008

Leonor Silvestri














La Sociedad Rural

sangre y serrín sobre el piso
carne troceada envuelta
en una corteza de tendones
y grasa blanca
manotones de vísceras retorcidas
dispuestas en bandejas metálicas
lívidos los cuerpos colgando de ganchos
cera que se derrite
bombas de sangre golpean contra el piso
tic tic tic
la carne picada se sienten acompañadas
costillares, extremidades y espaldas
fueron de alguien
sin vida hoy heladas
en las fuentes de plástico
pollos anónimos ya no sufren
la espera de morir
sin poder tocar nunca el piso
en su prisión sacándose los ojos
con el pico atenazado
matan el tiempo
la carne aumento hoy
el mostrador exhibe su lascivia
rosa y roja
participar pasivamente de la matanza, no te da culpa
no.

Sea side town

Observada por tenebroso público
la imagen se congela ante la casa,
sin dejar de aplaudir, me espían
por la rendija de mis parpados
entornados al amanecer

La angustia es plomo
en las venas, en algún lugar
una flor se abre, los pétalos
se abren apretujados en el interior
vivir y desear ya no son la misma cosa

Un montón de ropa abandonada
farsante, como restos de un suicidio
el timbre se confunde con las olas
perfora los pliegues grises de la mañana
la lentitud de los sucesos penetran
la inmensa marisma de la vida
provocan profundas palpitaciones

El rostro es un novio formal y afligido
al que sucumbir en enamoramiento
obsesivo y fútil, quisiera arrojarme delante
de él para protegerlo de las balas,
perdida, y yo
tengo el pecho tan agujereado,
como si me hubieran cagado a tiros

El viaje es aterrador y turbulento
días y días y noches enteras
sin detenerse jamás
sin saber qué significa vivir
adelante, aferrada
sin soltarse jamás
a esta existencia sin sentido

La curtiembre

acostada en la cama
de la pieza de mi hermana
me hurgo los pelos del pubis
negros y crespos
dudo aún pero creo
voy a masturbarme
5 barra bravas me violan
abiertos y fijos
los ojos en las cortinas
cascada de plumetí rosa
se derrama sobre la cómoda
montaña de cueros curtidos con cromo
hedor de vacas pútridas
abyecta topadora de hegemonía humana
coágulos de brea espesa sangre repta río abajo de la ventana
afuera el sol
no lo puedo ver
estoy ocupada

Doppelganger

soy Clint Eastwood
mi pelo es rubio y largo
visto tacones roja falda corta
media red
no deseo haberlo hecho
pero he asesinado con mi revolver ardiente
a la bella adolescente
igualita a mi, es un espejo
escapo disfrazada de madonna en mameluco
me interceptan en el colectivo
me delata mi tacón
corro hacia el laberinto de ese monobloc costero
no grito antes de morir
de un disparo
abro los ojos y te miro de frente

Nuestras vidas tampoco tienen interpretación
Inéditos

1 comentario:

Falsa Lesbiana, Tortillera Resentida dijo...

gracias
en especial por la cena
go vegan go