lunes, 21 de abril de 2008

Joaquín Oreña



















en realidad


f(x)
habrá de ser
la función humana incompleta
porque existe el deseo

una posibilidad

que se expande
sobre palabras y actos

deja una marca indómita
interpretable para los demás

como esos pájaros
que vuelan por las noches
de un destino a otro

precisan del cielo monocromo
acuciante sobre sí

para que recorte sus siluetas
y sean reconocidos
en el viaje

ipanema congelada
nos haría pensar

que la continuidad del mundo
depende de los amantes

una mirada fija
los ojos en los ojos

o el sonido inquietante del viento
penetrando al interior silencioso
de una habitación

pero ahora
que ya no nos vemos más

cómo serán tus días?

es qué acaso
la saliva guarda un poco
de nuestro material genético?

nadie sabe como será la experiencia del hielo
para los habitantes del trópico

en realidad
sólo observamos lo que es parte
de nuestro propio interés

el reincidir

es como atravesar un mapa de mil mesetas
donde el cuerpo
permanece
muchas horas despierto

y construye
cartográficamente
su terrible artefacto


Cielo

el verdadero mar
es frío y negro

lleno de animales

existe
bajo una delgada
película verde

hecha para engañar a las gentes

propagándose
como una justicia inexorable


contacto

en París

¿ la historia
guarda
la mirada de las mujeres
haciéndonos ?

en un extraño amor
el tiempo
adquiere otro carácter

a lo mejor

el infierno sería
como tener
las manos y muñecas
maniatadas
en tus años mozos

en el inicio
de una película estadounidense
sobre carreteras

me imagino
un hombre yendo hacia el horizonte
y el sol

¿ pero
qué materialidad novel estrellada
guardan las cenizas
qué no pueden ser consumidas
en el incendio ?


Inéditos